El lesionado mariscal de campo de las Aguilas de Filadelfia, Carson Wentz mencionó que ayuda a su equipo “desde la banca”, rumbo al Super Tazón LII contra Patriotas de Nueva Inglaterra.

Wentz hizo declaraciones a NBC Sports Philadelphia por primera vez desde que sufrió una lesión de rodilla ante Carneros de Los Angeles, que le puso fin a su temporada en diciembre y su lugar fue ocupado por Nick Foles.

"No podría estar más feliz", comentó después de lo logrado por su equipo con Nick Foles como quarterback y que está haciendo todo lo que puede desde la banca, para ayudar a las Aguilas a tener éxito por en el juego de campeonato ante Patriotas de Nueva Inglaterra el próximo 4 de febrero.

"Estoy tratando de involucrarme en lo que puedo. Todavía expreso mi opinión en breves comentarios. Nick ha estado expresando su opinión más que nadie y estoy tratando de ayudar de cualquier manera que pueda", agregó Wentz.

Luego de una gran campaña de novato, Wentz jugó papel central en el lanzamiento de las Águilas a la cima de la NFC en 2017 y los pronósticos para Filadelfia de perder en playoffs sin Wentz, nunca se cumplieron.

Carson Wentz consiguió hasta su lesión 3 mil 296 yardas aéreas y un récord de anotaciones en una sola temporada de los Eagles en 33 touchdowns, con su índice pasador de 101.9. Junto a Tom Brady y el corredor de los Rams, Todd Gurley, fue considerado favorito en MVP antes de la lesión.

Wentz sufrió desgarre del ligamento cruzado y una rotura cuando su rodilla se dobló debajo de él en el tercer cuarto contra los Carneros de Los Angeles el 7 de diciembre, “espero regresar para la Semana 2 de la próxima temporada”.