El vigente campeón Leones de Yucatán comenzó su camino al bicampeonato con una paliza 19-3 sobre Tigres de Quintana Roo, en su primer juego del campeonato de otoño de la Liga Mexicana de Beisbol.

En duelo realizado en el estadio Beto Ávila, Leones, que se coronó hace una semana, dio muestra de su poderío con cinco cuadrangulares y dejaron en claro que buscarán el quinto título de su historia.

Dos carreras en el primer inning dieron ventaja a los “melenudos”, pero los de casa reaccionaron con rally de tres carreras para remontar, aunque fue lo único que hicieron en el partido, pues despertó la ofensiva del campeón.

Rallys de tres carreras en la tercera entrada, seis en la cuarta y cinco en la fatídica séptima terminaron con las aspiraciones de Tigres, que recibió tres rayitas más en las últimas dos entradas para el resultado definitivo.

Felipe Arredondo, con apenas dos entradas de labor, se agenció el triunfo, recibió un hit, una base por bola y ponchó a uno; la derrota fue para Pablo Ortega, que en tres entradas sufrió con nueve hits y siete carreras.

Sultanes de Monterrey, que viene de caer en la Serie del Rey, fue superado 3-2 por Toros de Tijuana, que estrenó manager en Lino Rivera en el Estadio de Beisbol de Monterrey.

Sultanes tomó ventaja en el cuarto inning con imparable de Víctor Mendoza que empujó a Yadir Drake; Toros reaccionó y con rayitas en el quinto y sexto rollo remontó, aunque fue alcanzado luego de que Ricky Álvarez se voló la barda, pero los de Tijuana sumaron una más en la séptima y fue definitiva.

Pedro Villarreal fue el pitcher vencedor luego de trabajar una entrada y recibir una carrera, mientras que Tom Wilhelmsen se apuntó el salvamento; en tanto, Nicolás Heredia cargó con la derrota tras recibir la rayita definitiva.