Previo al partido de la Supercopa MX 2017-2018 contra Monterrey, Marcelo Michel Leaño se dijo comprometido en demostrar que los técnicos jóvenes pueden brillar en el futbol mexicano.

Luego de tener experiencia con clubes en el Ascenso MX, Leaño vivirá su debut con una escuadra de la Primera División de México al frente de Necaxa y este domingo tendrá el primer cotejo de manera oficial y con un título en juego.

“Sé que no haber sido jugador es una desventaja, estoy convencido que si fuiste jugador es más fácil ser un buen entrenador, me hubiera encantado ser jugador, pero no fue bendecido”, afirmó en conferencia de prensa.

El DT de Rayos dejó en claro que el llegar a la dirección técnica fue una muestra muy grande de lo que el ser humano es capaz de hacer.

“Los seres humanos ponemos los límites, nos ponemos techos de cristal que hay que destruir y luchar por cosas importantes, ser fiel a lo que uno siente, más fieles a esa idea lograremos conquistar cosas importantes”, indicó.

A lado del uruguayo Diego Alonso, estratega de Rayados de Monterrey, Marcelo Michel Leaño subrayó: “Representamos la juventud en el futbol mexicano y tenemos que demostrar que el futbol mexicano está listo para técnicos jóvenes”.

Enfatizó que para el cotejo de este domingo la motivación es obvia por tratarse de una final, pero dejó en claro que sus dirigidos se preparan de la misma forma como en cualquier otro partido, siempre con la mentalidad de ganar.

“Cualquier jugador del mundo tiene la motivación por disputar una final, pero debemos cuidar la sobreexcitación que puede producir una final porque a veces la calma es importante para una final”, expresó.

Explicó que llegó para ayudar a ganar. “pero hay que jugar bien. Nos debemos acostumbrar a ganar en los entrenamientos, en las canicas, tener ese amor por ganar”.

“Lo mismo que les pido a mis jugadores (para enfrentar a Monterrey) se los pedí contra Detroit, contra Chivas. Lo que es innegociable en este equipo es el esfuerzo”, afirmó el novel estratega de Necaxa, quien tiene 31 años de edad.

Sobre el hecho de que este tipo de partidos se disputen en territorio estadunidense, Leaño comentó: “El beneficio más grande a nivel interno es que te permite como grupo tengas una oportunidad de cohesión”.

Además, la posibilidad de llevar el futbol mexicano a otra latitud para ser generosos con los paisanos, “que muchas veces dejan todo por venir por un sueño y que emoción que podamos tener un partido de futbol mexicano en otro país”.