En una emotiva ceremonia, Lakers de Los Ángeles retiró las playeras 8 y 24 de Kobe Bryant, quien dijo adiós en la temporada pasada después de 20 años de vestir el uniforme amarillo y azul, con el cual ganó cinco campeonatos.

Apenas terminó la primera mitad del partido de Lakers ante el campeón Warriors de Gonden State, empezó la proyección de un video con imágenes animadas que exhibió a “Black Mamba” de niño que cumplió su sueño en la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA).

Luego apareció Magic Johnson, otro exgrande de Lakers, en el centro de la duela del Staples Center, para expresar que “estamos aquí para celebrar el más grande que se haya puesto este uniforme”.

Emocionado compartió que “nos asombró y nos dio cinco campeonatos. Es una bendición haber tenido este hombre y haber vestido este uniforme, y nos enseñó la excelencia y el deseo de ganar”.

Agregó que “cómo olvidar que anotó 81 puntos en un juego y en su último partido logró 60”, al tiempo que se escuchó el aplauso y vítores hacia el homenajeado.

La actual dueña del club, Jeanie Buss, dio las gracias a Bryant “por tu ética de trabajo. Nos enseñaste esa mentalidad de que el fracaso no existe. Te doy las gracias por tu lealtad, por quedarte con Lakers cuando pudiste irte”.

Un ecuánime Kobe Bryant expresó un “gracias por los que vinieron antes de mí, sin ellos no hubiera podido estar aquí” y agradeció a todos por hacer posible su estancia en el equipo.

A su esposa, acompañada por las tres hijas, le mencionó a Wilt Chamberlain, Elgin Baylor, Gail Goodrich, Magic Johnson, Abdul-Jabbar, Shaquille O’Neal, James Worthy, Jerry West y Jamaal Wilkes, como los grandes que estuvieron antes que él y que también se les retiró su número.

“Mamba out/Mamba se va”, fue su última frase y luego inició el ritual de las fotos de su ceremonia.