Jugadores de Texanos califican de "difícil" derrota ante Raiders

Los jugadores de Texanos de Houston coincidieron en señalar que la derrota de esta noche ante Raiders de Oakland fue un trago amargo, en especial porque su ofensiva dominó el juego disputado en el...

Los jugadores de Texanos de Houston coincidieron en señalar que la derrota de esta noche ante Raiders de Oakland fue un trago amargo, en especial porque su ofensiva dominó el juego disputado en el Estadio Azteca, como parte de la semana 11 de acción en la NFL.

Al término del encuentro, en conferencia de prensa, el ala defensivo Jadeveon Clowney aseveró que "es muy difícil. Debimos haber ganado este juego y voy a seguir diciendo eso: debimos haber ganado".

El cuadro texano llegó con ventaja de 20-13 al cuarto episodio, pero al final perdieron por 27-20 este encuentro con el que la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL) volvió a México después de 11 años de ausencia.

En este sentido, el egresado de la Universidad del Sur de Carolina admitió que "entregamos este juego. Se nos escapó de las manos" al permitir que el mariscal de campo de Raiders, Derek Carr, les marcara dos anotaciones en el último episodio, para darle la vuelta al marcador.

De la misma opinión fue el esquinero A.J. Bouye, quien recalcó que "es muy difícil porque pensamos que teníamos ganado este juego. No mantuvimos el pie en el acelerador y ellos (Oakland) son un gran equipo y jugaron con todo durante los 60 minutos".

En cuanto a la ofensiva, el ala cerrada Ryan Griffin se mostró decepcionado debido a que "dominamos el balón por el lado de la ofensiva. Nos movimos a voluntad, pero no conseguimos los espacios al final. Es difícil. Difícil".

Por último, el apoyador Whitney Mercilus admitió que la derrota duele, pero indicó que "debemos voltear la página y seguir adelante" en el camino a la postemporada que cada vez se encuentra más cercana.