Los judocas mexicanos Bryan Aburto y Abraham Ortiz, en la categoría de ciegos y débiles visuales, comenzaron su camino rumbo a los Juegos Parapanamericanos de Lima 2019, al participar en la Copa Mundial IBSA 2018 en Kazajistán, sin opciones de medalla.

El colimense Bryan Aburto terminó en la séptima posición de la categoría de -60 kilogramos, competencia que se realizó en la ciudad de Atirau, Kazajistán, y en la que debutó con victoria, tras imponerse al alemán Shugga Nash por "waza-ari".

En el segundo round fue superado por "ippon" por el local Anuar Sariyev, y en la fase de repechaje el judoca de 16 años, clasificación B3, perdió por "ippon" ante el español Borja Pahissa.

Mientras, el jalisciense Abraham Ortiz, clasificación B1 en la división de -73 kilos, pasó "bye" la primera ronda y en la segunda fue superado por "ippon" ante el español Álvaro Gavilán.

Esta justa fue la de mayor nivel competitivo después del Campeonato Mundial de la especialidad, y contó con la presencia de algunos de los mejores deportistas del orbe al ser un certamen clasificatorio al Campeonato Mundial de Judo para Ciegos y Débiles Visuales, que se realizará en noviembre próximo en Portugal.