El árbitro de la final de Copa del Rey, el aragonés Clos Gómez, ha expulsado al entrenador del Real Madrid, José Mourinho, en la final de la Copa del Rey entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid.

El técnico luso, muy inactivo durante todo el partido, salió del banquillo para protestar una falta que Clos pitó contra el Real Madrid.

El colegiado aragonés se acercó a advertirle, pero el portugués siguió gritando y finalmente, fue expulsado.

Mourinho siguió encarándose con el cuarto árbitro hasta que finalmente, tuvo que acomodarse en la entrada del túnel de vestuarios.

Ya en la prórroga, el expulsado fue Cristiano Ronaldo. Gabi le hizo una entrada dura al portugués, que se revolvió como si de una chilena se tratara y dio en la nariz con la bota al capitán colchonero. Clos Gómez le sacó roja directa y poco después se montó una tángana, con los banquillos implicados.

Por si fuera poco, al mismo tiempo, Thibaut Courtois fue alcanzado por un objeto lanzado desde el fondo sur, aunque no fue grave.