El delantero mexicano Raúl Jiménez señaló que podría analizar un regreso al América, pero descartó que en este momento contemple volver a la Liga MX o emigrar a la MLS.

“Habría que analizar, ¿no? No sé si ahorita sería el momento (para volver con Águilas), pero estamos abiertos a cualquier cosa y lo que sea mejor para mí de cara al Mundial”, apuntó ante los medios tras una firma de autógrafos en un centro comercial de esta localidad.

Aceptó que es difícil que salga del Benfica, ya que “en invierno se dan pocos movimientos, estoy abierto a cualquier situación, pero también contento en el Benfica. Sí quiero más minutos, pero todo bien”.

Surgido de las fuerzas básicas del club de Coapa y con estos colores "tatuados", el jugador del Benfica de Portugal confió que tendrán una actuación importante en el Torneo Clausura 2018 de la Liga MX.

“Espero que les vaya bien este torneo (al Ámérica), tienen un buen equipo para competir y llegar muy lejos”, apuntó.

Consideró que en este momento quiere seguir en el “Viejo Continente” y no piensa en jugar para la Liga Mayor de Futbol estadunidense (MLS), ya que eso “después, si se da que sea después, todavía falta mucho para eso”.

Por otra parte, respecto de la situación que vive el defensa Oswaldo Alanís con el Guadalajara, Jiménez admitió que es un tema por el que le han preguntado sus coequiperos en Portugal.

“Mis compañeros me preguntan qué es lo que está pasando y les digo que son cosas que pasan solamente en México y que nos hemos juntado para arreglarlo”, explicó.

Afirmó que en este momento todos los futbolistas mexicanos “estamos más unidos que nunca, es una nueva generación que se está creando”.

“Estamos jalando parejo para que se nos respete como jugadores y que cambien las cosas que se ven en el futbol mexicano. No sé bien por qué existe (el pacto de caballeros), debería de ser como en todo el mundo”, externó.

Asimismo, le pidió a Jorge Vergara, dueño de Chivas, que no le tema a la Asociación Mexicana de Futbolistas (AMFpro), ya que lo único que quieren es que ambas partes se entiendan y obtengan los mismos beneficios.

“Que no nos tenga miedo (Vergara), simplemente alzamos la voz, queremos que se nos respete y dando lo mejor de nosotros para que esto pueda funcionar tanto para los directivos como para nosotros”, sentenció.