El boxeador Israel “Jiga” González dejará los festejos de fin de año para mejor ocasión, pues se prepara para disputar un título del mundo por primera vez en su carrera, seguro de que volverá a México con el cinturón.

El 3 de febrero en el Centro Bank of América de Corpus Christi, Texas, el “Jiga” González enfrentará al filipino Jerwin Ancajas por el título Supermosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

Con apenas tres años como pugilista profesional y marca de 21-1, ocho por la vía del nocaut, el oriundo de Los Cabos, Baja California Sur, quiere ser el primero de esa ciudad en portar un cetro del orbe.

“Voy por la hazaña y seré el primer campeón del mundo de Cabo San Lucas”, comentó el pugilista, quien se prepara en las alturas del Estado de México.

Cuatro peleas disputó en 2017 y todas con victoria, para ampliar a ocho la racha de victorias en fila, misma que tratará de ampliar ante Ancajas para destronarlo.

“Me siento preparado, el compromiso ya está y lo único que queda es traernos el título”, dijo el pugilista de 21 años representado por Héctor Sánchez Arredondo.

A poco más de un mes de la pelea, el pugilista se privará de las fiestas de fin de año, consciente de que la disciplina y el trabajo duro lo llevarán a cumplir su sueño de ser monarca mundial.