“JC” Chávez motiva a niños y los invita a cumplir sus sueños

Con la presencia del ex campeón mundial Julio César Chávez, quien motivó a niños y jóvenes y los exhortó a perseguir sus sueños, este jueves culminó el programa de Boxeo con Valores de la fundación...

Con la presencia del ex campeón mundial Julio César Chávez, quien motivó a niños y jóvenes y los exhortó a perseguir sus sueños, este jueves culminó el programa de Boxeo con Valores de la fundación Scholas Occurrentes.

En mayo pasado, el mismo “JC” Chávez estuvo en el gimnasio “Ring Central” en una videoconferencia con el Papa Francisco, y en ese mismo lugar se presentó nuevamente para dar un mensaje de motivación a los jóvenes.

“Puedo decirles a los niños que los sueños se hacen realidad con base en trabajo y disciplina, estoy muy contento de ser parte de este proyecto, contento de ayudar a estos jóvenes que tienen un sueño de ser alguien en la vida y ojalá y se logre”, comentó.

Desde su llegada al lugar, el considerado mejor boxeador en la historia de México fue ovacionado por decenas de niños y jóvenes que fueron parte del programa, quienes sentados en el ring escucharon de manera atenta el mensaje de Chávez.

El ex pugilista les platicó a grandes rasgos su historia en el pugilismo, desde la primera vez que se puso los guantes, cuando su mamá no quería que él fuera boxeador y cómo con el paso de los años alcanzó la cima del pugilismo mundial.

Pero también les dijo que las malas compañías pueden llevarlos a situaciones como las que él vivió con el abuso de alcohol y drogas, además de reiterarles que ahora él ayuda a quienes viven ese infierno con sus clínicas de rehabilitación.

“También fui niño, tuve el sueño de ser alguien en la vida y lo logré, ellos están empezando, lo pueden hacer realidad, pero es cuestión que se lo propongan”, comentó.

Además de tomarse fotografías con los asistentes y saludar a ex campeones mundiales como Guadalupe Pintor, Rafael Herrera, Pipino Cuevas, Rafael “Bazooka” Limón e Isaac “Tortas” Bustos, se puso los guantes.

Por algunos minutos, Chávez demostró que lo aprendido no se olvida y golpeó a placer el costal, con lo que dejó ver que aún recuerda cómo conectar un letal gancho y otros impactos.

“Los sueños se hacen realidad, no se junten con gente negativa, ahora tengo clínicas y ayudo a jóvenes con problemas de alcohol y drogas”, comentó el tricampeón mundial, quien observó el desempeño de los niños que cumplieron con el programa.

También estuvieron las pugilistas Jacky Calvo y Judith Rodríguez, además de Héctor Sulaimán, quien apoya con este tipo de programas a su papá del mismo nombre, quien es el titular del proyecto de Scholas México.