Jaime Lozano toma con calma inicio positivo de Querétaro en Apertura 2017

Más allá que Querétaro ofreció un desempeño aceptable que le valió para debutar en el Torneo Apertura 2017 de la Liga MX con un triunfo sobre América, el técnico Jaime Lozano dijo que apenas es el...

Más allá que Querétaro ofreció un desempeño aceptable que le valió para debutar en el Torneo Apertura 2017 de la Liga MX con un triunfo sobre América, el técnico Jaime Lozano dijo que apenas es el inicio y que deben ir paso a paso.

“Contento porque el torneo anterior empezamos muy bien, y después algo nos pasó que dejamos de ganar, y ahora lo comentábamos que la pretemporada lo que más nos enfocábamos era competir, desplegar un día de juego, ser más equilibrado, ahora el equipo se siente cómodo, defiende bastante bien y aprovecha sus oportunidades”, dijo.

Aceptó que este resultado es muy importante porque es la fecha uno y por el rival, pero que es algo que deben tomar con calma y únicamente trabajar para mantener y mejorar el nivel.

“Es una muestra de que vamos a pelear cada pelota como lo hicimos en la Supercopa MX, no quiero echar campanas al vuelo, el torneo pasado después de vernos sextos el castillo se nos derrumbó, este equipo debe pelear, aprovechar momentos, seguir esforzándose todos los días para ver a la mejor versión de Querétaro”, indicó.

Comentó que en términos generales vio muy bien a su escuadra y que “de haber estado más finos pudimos haber tenido más opciones de gol, con el cero a cero estaba tranquilo porque sé de la capacidad de mi equipo”.

“Muy tranquilo, hubo acciones de los dos lados, hubo atajadas de los dos porteros, el penal es en la recta final, hasta antes de eso estaba tranquilo, veía bien estructurado al equipo en defensa, no veía que América nos pudiera generar tanto peligro, lo viví con intensidad pero con la tranquilidad de que el equipo se siente bien y se ve bien”, apuntó.

Asimismo, resaltó que para evitar una recaída como la que tuvieron el semestre anterior tuvo la oportunidad de hacer una pretemporada que le permtiió corregir detalles que serán determinantes en el futuro de esta escuadra.

“Tiempo para trabajar, tuvimos una pretemporada, algo que no pudimos hacer en el torneo anterior, ahora en pretemporada se puede cambiar hábitos y eso lo estamos viendo, tenemos dos partidos con una gran intensidad, mucho orden, con gol y sin recibir, queremos ser un equipo muy equilibrado”, sentenció.