La italiana Sofia Goggia realizó una espectacular actuación en el descenso de esqui alpino para quedarse con el oro en los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018 y de esta manera confirmar su nivel de número uno del orbe en la especialidad.

Goggia, de 25 años de edad y que ganó la Copa del Mundo en el año pasado, detuvo el crono en 1:39.22 minutos para ceñirse de oro y además convertirse en la primera italiana en ganar el descenso olímpico.

Mientras que la plata fue a parar a las manos de la noruega Ragnhild Mowinckel, quien a pesar de su esfuerzo y buen ritmo, detuvo el crono en 1:39.31 y el bronce quedó en poder de la estadounidense Lindsey Vonn con un tiempo de 1:39.69.

Vonn estaba marcada como una de las favoritas al título, pero en esta ocasión se tuvo que conformar con el bronce que se suma al oro y bronce en Vancouver 2010.