La pugilista Irma García se mostró optimista para salir avante en su pelea para destronar a Lupita Martínez, campeona mundial supermosca del WBC, en la contienda a realizarse el 3 de febrero venidero en el Estado de México.

García reconoció la calidad y el nivel competitivo de la campeona del Consejo Mundial de Boxeo (WBC, por sus siglas en inglés), pero aseguró que afrontará el compromiso con entrega para salir con la victoria y, desde luego, cristalizar su sueño de convertirse en monarca del orbe.

Sostuvo que ha tenido una preparación extensa en Toluca, la capital mexiquense, en donde tiene su sede de trabajo, además de estar concentrada en todo momento en las indicaciones de su entrenador, ya que más allá de ganar significará la primera pelea de 2018 por un título entre mexicanas.

Añadió que la primera rival es la báscula y en estos momentos debe seguir con el trabajo físico para estar a punto el día del pesaje, con el fin de enfrentar la pelea “soñada” para cumplir con su objetivo.

Respecto a Guadalupe Martínez, señaló que es una peleadora difícil y de buen nivel para este tipo de contiendas, no por algo es campeona en la división, pero sabe de sus alcances y está dispuesta a salir airosa el próximo mes.