La mexicana Samantha Bricio y su equipo el Imoco Conegliano perdió la final de la Copa Italiana de Voleibol Femenil, al caer por 1-3 ante el Igor Novara por parciales de 17-25,25-14,21-25 y 23-25.

En las acciones de este domingo en el PalaDozza Bolonia, el Imoco salió dispuesto a llevarse la corona, pero conforme avanzó el tiempo, las cosas cambiaron para favor del rival, aunque por instantes la mexicana Bricio se mostró bien en la ofensiva.

Sobre todo en los inicios del primero y segundo set en donde Bricio estuvo impetuosa a lado de sus coequiperas Samanta Fabris, quien al final de la contienda marcó 19 puntos por 14 de Bricio.

Tras el resultado, el entrenador Daniele Santarelli destacó el buen accionar del rival para llevarse el trofeo, “en el primer set, hicimos malos planteamientos. Éramos la sombra de nosotros mismos, aunque en el segundo tratamos de mejorar”.

Señaló que en Novara fue un cuadro mucho más aguerrido y “ganaron con un buen juego. Ser más maduro, sobre todo, en el último cuarto”.

Ahora el cuadro de la mexicana se enfocará a la Liga de Campeones en juegos en Austria y República Checa la próxima semana y desde luego al torneo local.