Casillas se despide llorando: "Espero que me recuerden por ser buena persona"

  • El ya exguardameta del Real Madrid dio una rueda de prensa sin preguntas tras hacerse pública su despedida del club.
  • "Dejo grandes amigos", dijo, aunque no hizo referencia alguna a la directiva.
  • Aseguró que "he aprendido de todos, todos los entrenadores".

"Luego vais a tener otra con las lágrimas", dijo Iker Casillas a los fotógrafos que le lanzaban mil y una instantáneas a su llegada a la sala de prensa. En efecto, apenas unos segundos después y antes de iniciar su discurso, el ya exportero del Real Madrid rompió a llorar. Se despidió solo, sin ningún miembro del club a su lado.

Quiso Casillas dar las gracias por "este momento tan especial". Empezó explicando los motivos de su marcha al Oporto y no a otro equipo: "La decisión se debe a dos motivos, la ilusión que me han transmitido presidente, director y el entrenador, Julen (Lopetegi) al que conozco hace tiempo y la ilusión de la gente. Me han ganado, haré todo lo posible para no defraudarles y conseguir la mayor cantidad de títulos posibles".

Parece que fue ayer cuando con 9 años vestí por primera vez la camiseta del Real Madrid

Luego recordó su larga experiencia en el Madrid: "Parece que fue ayer cuando con 9 años vestí por primera vez la camiseta del Real Madrid y vi cumplido mi sueño. Hemos vivido momentos únicos e irrepetibles. Dejo grandes amigos y siempre podré contar con ellos y ellos conmigo, dijo, sin mencionar a la directiva. "El Real Madrid me ha formado como deportista y persona y me ha ayudado a crecer con los valores que defiende este escudo: respeto, compromiso y sobre todo la humildad", subrayó.

Sí que se acordó en cambio de "todos mis entrenadores, desde los que tuve en el equipo de Losada hasta Carlo Ancelotti. Todos, de todos he aprendido muchas cosas. A sus cuerpos técnicos, parte fundamental de este desarrollo y ser un jugador de fútbol. Todos me han dado consejos y comprensión en los malos momentos". También tuvo palabras para el personal del club y para sus padres y toda mi familia, en especial su mujer y su hijo.

Quiso concluir Casillas diciendo que "por encima de recordarme como buen o mal portero, sólo espero que me recuerden por ser buena persona, con mis defectos. Por tanto, gracias, miles de gracias. No voy a decir adiós porque seguramente sea un punto y seguido. Allá donde vaya seguiré gritando 'Hala Madrid'. C’est fini". La intervención de Casillas acabó con una ovación de la prensa, pero sin preguntas.