El tenista surcoreano Hyeon Chung hizo historia en el Abierto de Australia al acceder a su primera semifinal del torneo, después de derrotar en cuartos de final al estadunidense Tennys Sandgren por 6-4, 7-6 y 6-3.

La motivación de haber eliminado al serbio Novak Djokovic en octavos de final fue fundamental para que en dos horas y media Chung se convirtiera en el primer tenista de Corea del Sur en alcanzar las semifinales de un Grand Slam.

Chung, con gran potencia de piernas, mostró un desequilibrio y una superioridad técnica en el golpeo de la pelota, aspectos que desesperaron a Sandgren, quien con base en lucha, pero sin el nivel de tenis suficiente, intentó neutralizar el juego del surcoreano.

El tenista de 21 años atribuyó parte de su éxito alcanzado en Australia al torneo de Milán que disputó a finales del año pasado, el cual “me ayudó mucho”, apuntó y agregó que acabó “la temporada tan bien que he empezado 2018 muy feliz”.

Además, el número 58 del ranking de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) declaró: “quiero jugar en los grandes escenarios ante los mejores”.

La sorpresa del torneo, Hyeon Chung, se medirá en ronda de semifinales al suizo Roger Federer, quien derrotó en cuartos de final al checo Tomas Berdych y busca obtener su Grand Slam número 20.