La holandesa Esmee Visser prácticamente voló este viernes en el oval de Gangneung para consagrarse como la más rápida y apoderarse del título en la prueba de patinaje de velocidad a cinco mil metros en los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018.

Con una exhibición impresionante en la que hizo imaginar que casi no tocaba la pista, le europea, de 22 años de edad, confirmó su buen nivel deportivo ante magistral actuación al detener el crono en 6:50.23 minutos.

La holandesa confirmó su potencial que había mostrado en los tres mil metros, pero del Campeonato de Europa de enero pasado.

Mientras que la actual campeona y récord mundial, la checa Martina Sablikova, se tuvo que conformar con la plata al detener el reloj en 6:51.85 y el bronce para la rusa Natalia Voronina con 6:53.98, quien además corrió con la bandera del Comité Olímpico Internacional.

"Se siente increíble. Todavía no lo he asimilado”, subrayó Viser, debido a siempre había soñado con este momento.