Pese a que América fue incapaz de hacerse presente en el marcador ante Xolos, el técnico Miguel Herrera descartó que le preocupe esta situación ya que lo que les faltó fue aprovechar las pocas ocasiones que generaron.

“Si vienes de hacer cinco goles y hoy no también cuenta el rival, no puedo preocuparme porque en un partido en que la figura del rival es el portero (Gibrán Lajud), tapa un mano a mano con Henry (Martin), si de repente pasa eso tampoco me puedo frustrar”, dijo.

Señaló que “hoy el equipo intentó, la posesión de la pelota debió ser 85-15, si no lo reflejas en el marcador al final no valen, hay que trabajar para que cuando se den este tipo de circunstancias sean certeros”.

“Mi equipo propuso, no la metimos y así es el futbol, cuando un rival viene a jugar con 11 atrás es más difícil, debemos tener la creatividad para abrir eso, tuvimos las ocasiones, pero no las metimos”, apuntó.

Consideró que más que molestarse por la poca propuesta que tuvo el cuadro de Tijuana deben corregir esas fallas que les impidieron abrir la muralla defensiva que puso el contrario.

“De los rivales no me interesa lo que hagan, debemos tener la capacidad para ganar los partidos, las ocasiones las tuvimos, pero no las metimos, eso provoca que un partido que te propusiste ganar no pudiste hacerlo”, estableció.

Asimismo el “Piojo” dejó en claro que antes que pensar en el “clásico nacional” con Guadalajara se enfocan en el partido de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones de la Concacaf ante Saprissa. “Viene Saprissa, voy a pensar en Saprissa, el jueves ya pensaré en Guadalajara”, sentenció.