Miguel Herrera, técnico del América, aceptó que a su equipo le falta certeza al frente para finiquitar los partidos y así evitar complicárselos, pero consideró que en términos generales van por buen camino en busca de su nivel más óptimo.

“El primer tiempo bastante bien, perdimos pelotas inocentes, no estamos siendo certeros para finiquitar los juegos, dejamos crecer al rival, pero vamos bien. Tendrán que empezar a caer los goles”, dijo tras el triunfo sobre el Atlas.

Descartó que esa falta de contundencia sea porque sus delanteros carecen de confianza, "porque lo están intentando pero no estamos siendo certeros, trabajaremos para tener esa contundencia”.

Aceptó que este triunfo en casa es muy importante en el tema anímico, luego que rompieron una racha de cinco juegos sin sacar los tres puntos en el estadio Azteca.

“Muy importante porque de local debemos conseguir la calificación, ya habíamos dejado ir dos puntos, nos da mayor confianza, un triunfo que no habíamos conseguido y vamos a seguir trabajando”, apuntó.

Respecto al debut del francés Jérémy Ménez aceptó que todavía no está al cien por ciento en lo físico y en el ritmo futbolístico, pero están en camino de que logre su mejor nivel.

“Va bien, le falta en lo físico, pero el ritmo lo irá tomando, viene de una cirugía fuerte (...) lo llevaremos al punto para que explote, hubiera sido extraordinario que finiquitara alguna jugada con gol”, sentenció.