Los halteristas Rigoberto Pérez y Alejandra Garza tienen el objetivo a ganarse un cupo en la delegación mexicana para los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barraquilla 2018, luego de acercarse a las marcas nacionales.

Tras su asistencia en el tradicional Torneo del Pavo de Levantamiento de Pesas, que tuvo lugar en Nuevo León, ambos competidores comandaron las acciones de sus categorías para tomar la punta en la clasificación nacional.

Pérez sumó 332 kilos totales y Garza lo hizo con 212 para tomar las primeras posiciones, pero además están Carolina Lugo con 183 kg, Jennifer Cantú con 220 kg y Jonathan Gaitán con 301 kg.

La Federación Mexicana de la especialidad, que dirige Rosalío Alvarado del Ángel, dio a conocer que con esta competencia del Pavo termina el calendario de la actual temporada y los competidores se preparan para arrancar 2018 con nuevos bríos.

Informó que los preseleccionados deberán pasar un control interno para ocupar las plazas que tiene México rumbo a la cita centro-caribeña, el cual debe quedar definido en el primer trimestre del año próximo.

Mientras tanto, los competidores recibirán su descanso de fin de año y regresarán a la actividad en la segunda semana de enero en sus respecticos estados.