Guillermo Steta, polista y aficionado de este deporte

Guillermo Steta Mondragón, actualmente es presidente de la Federación Mexicana de Polo, pero antes de ostentar ese cargo, también es polista y tiene una afición muy arraigada hacia este deporte.Todo...

Guillermo Steta Mondragón, actualmente es presidente de la Federación Mexicana de Polo, pero antes de ostentar ese cargo, también es polista y tiene una afición muy arraigada hacia este deporte.

Todo comenzó desde su infancia, cuenta que el amor al polo viene de nacimiento debido a que su padre lo jugaba y siempre estuvo muy ligado, primero viéndolo y posteriormente, lo practicaba.

“Mi padre lo jugaba y desde ahí llamó mi atención; yo comencé desde niño aproximadamente en 1968, en el club Jajalpa”, relató en entrevista con Notimex.

Con el paso de los años logró ser un polista de renombre, ganó varios campeonatos importantes como el Pacífico Open, además se adjudicó en varias ocasiones la Copa Emperadores en diversas sedes como Buenos Aires en Argentina, Santa Bárbara en Estados Unidos y México.

No obstante, hay un título que recuerda con mayor cariño y este fue el Abierto de México disputado en 2013, en compañía de Carlos Gracida, quien es considerado el mejor polista mexicano de la historia y lamentablemente falleció un año después mientras jugaba.

“Se nos negó varias veces, clasificábamos a la final, pero la perdíamos, hasta que un día Carlos me dijo que si queríamos ganarlo debíamos implementar ciertas cosas", detalló.

Añadió que les tomó siete meses planearlo, pero al siguiente año arrasaron, pues ganaron todos los partidos e incluso la final se la llevamos con cierta comodidad.

Actualmente, Steta ya no se desempeña como polista de alto handicap, pero aún practica el deporte de una forma más social, y con el hecho de ser embajador por parte de la Federación Internacional de Polo, le permite visitar diferentes países representando a México.

“Es un gran orgullo portar la bandera o escudo nacional en el extranjero, difundiendo el deporte que tanto me gusta; pero es un gran compromiso, ya que históricamente el polo mexicano es bueno y por lo mismo respetado”, apuntó.

México se ha llevado preseas olímpicas en este deporte, por lo que “Billy” asemeja el polo en México como el futbol en Brasil, por tradición son buenos en cada actividad, respectivamente.