El Premio “Luchador Olmeca” es sinónimo de excelencia, de talento, de capacidad deportiva y se entrega cada año a los mejores exponentes de la práctica deportiva en México, a dirigentes o federativos de reconocida trayectoria.

El doctor José Amado Aguilar, presidente de la Confederación Deportiva Mexicana (Codeme), en entrevista con Notimex habló con orgullo del trofeo que se entrega a los más destacado en el ámbito deportivo nacional.

“El premio Luchador Olmeca es el máximo reconocimiento del deporte federado. En 1982, por acuerdo del Consejo Directivo de la Confederación Deportiva Mexicana, presidido por Pascual Ortiz Rubio, se nombró una comisión de trabajo, integrada por miembros asociados, para definir los lineamientos mediante los cuales debería regirse la entrega del premio”, afirmó.

Recordó que el primer “Luchador Olmeca” se le entregó en 1983 a Miguel de la Madrid, presidente de México, por su apoyo al deporte en todo el país.

Mencionó que la Codeme está integrada por 73 Federaciones Nacionales y proponen candidatos para recibir la estatuilla, por lo que una comisión analiza las trayectorias de los postulados para determinar a los ganadores.

“Este año vamos a entregar 22 estatuillas el próximo 19 de abril en la Codeme y ocho candidatos quedaron fuera del reconocimiento por no llenar los requisitos, se deben cumplir los parámetros de los deportistas, entrenadores o directivos”, enfatizó.

José Amado Aguilar, quien cumple su segundo período en la presidencia de la Codeme, apuntó que en la administración anterior, por dos años se dejó de entregar el reconocimiento, debido a falta de presupuesto, “no se pudieron comprar los trofeos ni la comida que se hace en la premiación”.

La estatuilla que representa al galardón es una réplica del “Luchador de Santa María”, que fue encontrado en las riberas del Río Uxpanapa, Veracruz, de 66 centímetros de altura que es calificada como una obra de arte de la cultura Olmeca, pues se distingue por su cabeza rapada, un fino trabajo en la barba y el bigote, mientras mantiene una actitud de estar preparándose para el combate.

Entre los ganadores figuran medallistas olímpicos como María del Rosario y Guillermo Pérez, en taekwondo; Soraya Jiménez, la primera mujer en obtener la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000, y la golfista Lorena Ochoa, por mencionar algunos.