El golfista mexicano Sebastián Vázquez fue presa, como todos los participantes del 118 US Open, de los fuertes vientos que imperaron en la ronda inaugural en el retador campo de Shinnecock Hills, donde sólo cuatro jugadores pudieron estar con un golpe bajo par.

Vázquez inició en el hoyo nueve, donde cometió bogey, al igual que en el 10 y 15, para un pequeño respiro con birdie en el 16, pero inmediatamente, en el 17, cometió bogey y en el 18 doble bogey.

La segunda mitad fue ligeramente mejor, con bogey en las banderas uno y dos, birdie en la cinco, otros bogeys en la seis y siete y remacho con birdie en el nueve, para un tarjeta de 77 golpes, siete bajo par.

De esta forma, concluyó en el puesto 88, empatado con otros tantos participantes, y para su consuelo está por arriba de los prestigiosos competidores el español Jon Rahm, el sudafricano Ernie Els y el estadounidense Tiger Woods (78 impactos), el australiano Jason Day (79), el colombiano Sebastián Muñoz y el norirlandés Rory McIlroy (80).

El amateur costarricense Luis Cagne es el latinoamericano mejor posicionado, en el lugar 19, con 73 golpes, seguido del venezolano Jhonattan Vegas y el argentino Emilio Grillo, en el 66, con 76 impactos.

Los únicos jugadores que pudieron cerrar la apertura con 69 impactos, uno bajo par, son los estadounidenses Scott Piercy, Russell Henley y Dustin Johnson, así como el británico Ian Poulter.