El mariscal de campo Kyler Murray, prospecto de Sooners de Oklahoma, ganador del trofeo “Heisman” en el futbol americano colegial de Estados Unidos, confirmó que formará parte del Draft 2019 para la NFL.

“De ahora en adelante, estoy firmemente y completamente dedicando mi vida y mi tiempo para convertirme en un mariscal de campo de la NFL”, se lee en un comunicado que el jugador publicó en sus redes sociales.

Con esta decisión, Murray desecha la oferta de los Atléticos de Oakland en las Ligas Mayores de Beisbol, quienes ofrecieron un contrato al ganador del “Heisman” para que renunciara al ovoide y jugara a la “pelota caliente” con la novena californiana.

“Comencé un programa extensivo de entrenamiento para prepararme para los campamentos de entrenamiento y entrevistas con la NFL. Estoy ansioso por la oportunidad de continuar y demostrar a la gente que toma decisiones en los equipos que soy el mariscal franquicia de este Draft”, sentenció Murray.

Con un año, único como titular, Kyler Murray lució despampanante, con cuatro mil 53 yardas, 40 pases de anotación, 892 yardas por tierra y 11 touchdowns, y se hizo acreedor al “Heisman”, galardón que distingue al mejor jugador de la liga colegial de Norteamérica.

Un año antes, en 2017, tuvo que ir a la banca por reglas de la NCAA, por lo que optó por el diamante, donde con sus buenos lanzamientos logró ser seleccionado en el noveno puesto del Draft 2019 de la MLB por los Atléticos, con un contrato de Ligas menores que ahora no será cumplido.

Si Murray es seleccionado en la primera ronda del Draft de la NFL, se convertirá el primer jugador en la historia en ser elegido en la primera ronda en ambos Drafts.