El experimentado ganadero michoacano Fernando Ochoa Ponce de León, falleció hoy a la edad de 99 años, luego de pasar algunos días internado en un hospital, debido a su deteriorado estado de salud.

Ochoa Ponce de León, fundador de la ganadería de El Junco, fue un destacado aficionado práctico que se convirtió después en novillero, mucho antes de dedicarse de lleno a lo que fue su verdadera pasión, la crianza del toro bravo para la lidia.

Originario de la ciudad de Morelia, Michoacán, Fernando Ochoa Ponce de León estaba próximo a cumplir los 100 años de edad, tras nacer un 28 de enero de 1917, sin embargo, su estado de salud comenzó a decaer en las últimas semanas.

Con el hierro de El Junco, el ganadero Fernando Ochoa logró muchos destacados e importantes triunfos en distintas plazas de todo el país, así como en la Monumental Plaza México, en la que le gustaba mucho presentarse.

El Junco se presentó por primera vez en el coso de Insurgentes el 4 de agosto de 1974 con una novillada, y tuvieron que pasar muchos años más para poder enviar un encierro para una corrida de toros, lo que sucedió el 24 de febrero de 1991.

Abuelo del actual matador michoacano Fernando Ochoa, y padre del también ganadero que lleva su mismo nombre, Don Fernando nunca dejó de trabajar en su hierro, en busca de darle a la fiesta brava un digno representante, como lo es el toro bravo.