El entrenador español Iván Déniz se mostró eufórico porque su equipo, Fuerza Regía, “se levantó de un nocaut” para derrotar a Soles de Mexicali en la Liga de Las Américas de Baloncesto.

El equipo de casa perdía 23-9 al concluir el primer cuarto de este partido de la segunda jornada del Grupo A del torneo, en el cual ya está virtualmente clasificado a semifinales tras la victoria por 85-84 ante Soles, en tiempo extra.

“Nos levantamos de un nocaut. Ellos nos han aplastado, nos han sacado del campo, pero el equipo no ha dejado de creer, se agarró en lo que pudo a nivel defensivo, simplificó el ataque; la prórroga también se nos puso cuesta arriba y qué mejor final con un triplete en el último segundo”, dijo.

Eufórico agregó que la victoria es resultado de “un mérito de creer cuando las cosas parecen imposibles y como entrenador esta noche es de las pocas veces que mi equipo se levantó de un nocaut”.

De ese primer cuarto en que fue arrollada su quinteta por un parcial de 23-9, lo acreditó al hecho de querer ser mejor a los contrarios por la rivalidad existente, pero fueron sacados de ritmo y el aprendizaje es que los partidos duran 40 minutos y se tiene que jugar hasta el último.

A su vez, el argentino mexicano Cristian Cortés, quien marcó el triplete del gane en el último instante, compartió que “fue un final de película ante un equipo que fue mejor que nosotros, pero los detalles definieron el partido”.

Aseguró que nunca se sintieron derrotados porque pensaron en triunfar, aunque no lo hicieron con buen baloncesto y sí con deseos y coraje para ganar los balones y llegar al aro.

Por su parte, el seleccionado mexicano Juan Toscano compartió eufórico que Cortés le pidió el balón y que confiara en él, y así lo hizo, lo buscó, le pasó la pelota y marcó el triplete de la victoria.

“Vamos a pasar a semifinales. Vamos a seguir, nunca vamos a bajar los brazos y vamos a seguir en la defensa de nuestro sistema de juego para avanzar hasta donde podamos”, concluyó.