Después de un largo y difícil camino, las selecciones de Francia y Croacia se encuentran a solo un paso de hacer historia en el futbol y llevarse el títilo de la Copa Mundial Rusia 2018.

El historial entre ambos conjuntos en justas mundialistas data de hace 20 años y tuvo un final triste para los croatas, ya que cayeron en semifinales ante una Francia anfitriona, que a la postre se quedó con el título.

En esta ocasión, los "vatreni" intentarán que todo sea diferente, y aunque pregonan que no toman esta final como una revancha, la realidad es que saldrán con todo en búsqueda de bordar la primera estrella a su escudo.

Croacia no ha podido ganar ningún juego de eliminación directa en tiempo regular a lo largo del certamen por lo que tratará de igualar la hazaña de Portugal en la Eurocopa pasada, que con situaciones similares accedió a la final donde derrotó a Francia.

Debido a los antecedentes recientes del cuadro "ajedrezado" y los de las finales de las pasadas tres Copas del Mundo, se podría augurar prórroga y hasta penales, ya que la última final que terminó en tiempo regular fue la de Brasil contra Alemania en Corea-Japón 2002.

El actual referente de Croacia, Luka Modric admitió que es un placer que muchos lo vinculen con ganar el próximo Balón de Oro al igual que a su próximo rival Antoine Griezmann; pero ambos anteponen el título colectivo más importante del mundo.

Por su parte, los franceses anhelan alzar la Copa por segunda ocasión y con ello catapultar a su técnico Didier Deschamps al selecto grupo de personajes que fueron campeones como jugadores y entrenadores; los únicos que lo han logrado son el brasileño Mário Zagallo y el alemán Franz Beckenbauer.

Este esperado cotejo tendrá lugar el 15 de julio a las 10:00 horas (tiempo del centro de México) en el estadio Luzhnikí, ubicado en la ciudad de Moscú.