Fórmula E firma con ONU alianza para mejorar el aire

La Fórmula E, de carreras que se corren con monoplazas eléctricos, y la agencia ONU Medio Ambiente firmaron una alianza para mejorar la calidad del aire en las ciudades del mundo, informaron fuentes...

La Fórmula E, de carreras que se corren con monoplazas eléctricos, y la agencia ONU Medio Ambiente firmaron una alianza para mejorar la calidad del aire en las ciudades del mundo, informaron fuentes oficiales.

Un comunicado de ONU Medio Ambiente divulgado en esta capital precisó que la alianza “se enmarca en el fuerte impulso actual de las soluciones de energía alternativa y la creciente aceptación de los vehículos eléctricos”.

La colaboración mutua busca aumentar la conciencia sobre los beneficios de los vehículos eléctricos, educar a los futuros consumidores de ese tipo de coches y desafiar a las autoridades a tomar acciones para enfrentar la contaminación.

La Fórmula E es una categoría del automovilismo organizada e impulsada por la Federación Internacional de Automóvil (FIA) que cuenta en forma exclusiva con vehículos eléctricos, los cuales son muy parecidos a los de la Fórmula 1.

Con 12 coches en carrera, los vehículos de la Fórmula E están diseñados para correr en circuitos urbanos a una velocidad máxima de unos 225 kilómetros por hora y sus baterías duran unos 25 minutos, por lo que cada conductor dispone de dos unidades para correr.

La temporada 2016-2017 de la Fórmula E tiene 12 fechas en Hong Kong, Marruecos, Argentina, México, Mónaco, Francia, Alemania, Estados Unidos y Canadá, a las que se sumará una fecha en Chile, en febrero del próximo año.

Según la ONU Medio Ambiente, la Fórmula E quiere jugar un rol en la búsqueda de soluciones para ayudar a más personas a comprar y conducir vehículos eléctricos.

Los autos de carrera eléctricos de la Fórmula E están propulsados por generadores que se alimentan de glicerina “cero emisiones” y están basados en motores diésel estándar que han sido adaptados con la tecnología patentada Aquafuel.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 6.5 millones de personas mueren de forma prematura cada año debido a enfermedades relacionadas con la contaminación del aire, por lo que el transporte eléctrico es una alternativa para tener ciudades sostenibles y más limpias.