La Federación Alemana de Futbol (DFB) informó que sancionó a dos miembros de su delegación que se encuentra en la Copa Mundial de Rusia 2018, por los hechos que se dieron al final del partido ante Suecia el pasado sábado.

Uli Voigt, del departamento de comunicación, así como Georg Behlau, responsable de la logística, festejaron el gol de Toni Kroos que le dio el triunfo al cuadro teutón de una manera que los suecos consideraron irrespetuosa.

Tras realizar una investigación, la DFB consideró que los antes mencionados realizaron “gestos inapropiados”, por lo que Voigt y Behlau “no tendrán ninguna función” en el juego de este miércoles frente a Corea del Sur.

El actual campeón mundial se verá las caras con los “Tigres de Oriente”, en un juego en el que está obligado al triunfo para conseguir su boleto a los octavos de final de esta Copa Mundial de Rusia 2018.