El destacado y bien recordado matador en retiro mexicano, Jesús "Chucho" Córdoba, falleció hoy en esta capital, a los 89 años de edad, a consecuencia de una enfermedad respiratoria.

Córdoba Ramírez será recordado por siempre, junto a los matadores Manuel Capetillo, Rafael Rodríguez y Paco Ortiz, como los llamados "Tres Mosqueteros y D'Artagnan", quienes hicieron una gran época en el toreo mexicano en los años 40 y 50.

Pese a que nació en Estados Unidos, el maestro "Chucho" Córdoba siempre se presentó como mexicano, al tener sus orígenes paternos en el estado de Guanajuato, y realizar en este país su destacada carrera taurina como novillero y matador de toros.

Jesús Córdoba debutó como novillero en 1946 y dos años después hizo su presentación en la Monumental Plaza México, en un cartel con Luis Solano, Paco Ortiz y Rafael García, con ejemplares del hierro de La Laguna.

Tomó la alternativa en la Plaza de toros de Celaya, Guanajuato, en diciembre de 1948, de manos del maestro Fermín Espinosa "Armillita", con toros de la dehesa de Xajay.

En la temporada de 1949, Jesús Córdoba confirmó su alternativa como matador en el coso de Insurgentes, y para 1952 ratificó su doctorado en la Plaza de Las Ventas de Madrid, España.

Tras su retiro, "Chucho" Córdoba nunca se alejó del todo de su gran pasión taurina, al desempeñar diversos cargos relacionados a la fiesta brava, entre ellos, Juez de Plaza, apoderado de toreros y hasta empresario de festejos.