Una ofensiva de 14 puntos en el último cuarto, definió el triunfo para la Estatal de Mississippi en el TaxSlayer Bowl por 31-27 ante Louisville.

El entrenador interino Greg Knox llevó al equipo a su tercera victoria en temporadas consecutivas en juegos de tazón para poner su marca 13-8, siendo desde 2010 un invitado constante a la postemporada colegial, al tener sólo dos derrotas desde entonces.

El mariscal de campo de Louisville, Lamar Jackson, posible primera ronda del Draft de la NFL, tuvo cuatro intercepciones en el encuentro, la última cuando encaminaba a la ofensiva a una anotación con 2:31 en el reloj en el cuarto cuarto.

Además Jackson es el tercer jugador en la historia de la NCAA en perder dos juegos de tazón, después de ser ganador del trofeo Heisman y poner fin a su carrera colegial como el tercer mariscal en lanzar 50 pases de anotación y correr para 50 touchdowns.

En la última mitad del encuentro, los Bulldogs remontaron una desventaja en la pizarra de 24-17 con dos anotaciones, los Cardenales solo tuvieron un gol de campo que no fue suficiente para evitar la derrota.

El mariscal de campo del estado de Mississippi, Keytaon Thompson, corrió para 147 yardas y tres touchdowns mientras lanzó para 127 yardas.