La Universidad Estatal de Iowa consiguió su primera victoria en postemporada desde 2009 al llevarse el Liberty Bowl, tras ganar 21-20 a la Universidad de Memphis.

La defensiva de Iowa paró con poco menos de dos minutos del último periodo en cuarta oportunidad y en la yarda 40 de su terreno con un pase incompleto que le dio la posesión del balón para manejar el reloj a su antojo.

El mariscal de campo de Iowa, Kyle Kempt, completó 24 de 38 pases para 314 yardas y dos touchdowns en su último juego y el receptor Allen Lazard tuvo los números máximos de la temporada con 10 recepciones y 142 yardas, incluido un touchdown.

Memphis ha perdido tres juegos de tazón consecutivos y en este juego solo atinó a tres intentos de 12 en tercera oportunidad, mientras que su mariscal fue capturado seis veces.