:- El entrenador en jefe de la selección de la Comisión Nacional Deportiva Estudiantil de Instituciones Privadas (Conadeip), Eric Fisher, trabaja esta semana en todos los detalles para buscar su tercer triunfo para México en el IX Tazón de las Estrellas de futbol americano que, se disputa este 16 de diciembre.

Para el duelo en contra la selección estadounidense con jugadores provenientes de la NCAA (División III), el timonel ha trabajado arduas horas con los más de 60 jugadores que pertenecen a la Liga Premier de la Conadeip en el Emparrillado Cimarrón de UABC, que ha funcionado estos días como su "búnker".

"Estamos acostumbrados a jugar en cualquier condición climática: frío, calor, viento, lluvia, etc. La situación que exista será igual para ambos equipos, no debe afectar. Hoy hemos trabajado bajo el sol, probablemente baje la temperatura el sábado. No lo sé, sólo que tenemos un juego más", dijo Fisher en entrevista.

Fisher nació en Kansas City, Missouri, en 1970, con Aztecas UDLAP tiene un récord de 72-17, con cuatro campeonatos nacionales y un subcampeonato. Tras el retiro de Frank González (ITESM Monterrey), él se ha convertido en el referente mayor de entrenadores de futbol americano en México.

"Este partido es muy importante y queremos ganar. Si no lo fuera, ya estaría con mi mujer en mi casa. Es el último partido de la temporada y el último para jugadores que terminan sus carreras deportivas".

"Para cualquier selección, el primer día es difícil por obvias razones", agregó "conozco al 30 por ciento del grupo porque entrenan conmigo (en UDLAP), eso tiene ventaja. La tarea con el 70 es averiguar lo que proponen para el plan de juego en cuatro días de entrenamiento".

Finalmente, hizo un balance resumido sobre la breve historia de la Liga Premier Conadeip y reconoció el esfuerzo de mucha gente que ha respaldado el proyecto, pero también aseguró que el camino es largo todavía para alcanzar otros objetivos.

"Es un honor estar aquí por tercera vez, ya gané dos Tazones. Es bastante divertido, pero también es una gran responsabilidad. Me gusta más que las universidades compartan tiempo con sus jugadores, que cuando hay congresos", compartió.