Las selecciones de futbol americano de México y Estados Unidos llegaron a esta ciudad, donde el próximo sábado 16 disputarán el ya tradicional IX Tazón de Estrellas 2017, que organizan en conjunto la Conadeip y la NCAA del vecino país.

El combinado de México, formado por los mejores jugadores de la Conferencia Premier 2017 de la Comisión Nacional de Deporte Estudiantil de Instituciones Privadas (Conadeip), se concentrará en las instalaciones del Centro de Alto Rendimiento de Tijuana, donde cerrará su preparación para este importante cotejo.

En tanto, los estadounidenses se hospedarán en un céntrico hotel de esta ciudad y sostendrán sus útimas prácticas  en el propio Estadio Margarita Astiazarán de Fimbres, sede de este ya tradicional juego de futbol americano colegial.

Después de su arribo a esta fronteriza ciudad, los jugadores mexicanos recibieron la indumentaria que utilizarán el próximo sábado, de manos de Jessica Ibarra Ramonet, directora de Zona Costa del Sistema CETYS Universidad, que será anfitrión de este duelo.

Por otra parte, autoridades del deporte local y de la propia institución académica también le dieron la bienvenida al grupo formado por más de 40 jugadores provenientes de la División III de la Asociación Nacional Atlétcia Colegial (NCAA) de Estados Unidos.

Para Mauro García, liniero defensivo de Borregos Salvajes del ITESM Campus Monterrey, es un gran orgullo poder representar a su casa de estudios y a su país, en un evento de esta magnitud, ante un conjunto fuerte de la NCAA.

"Todos estamos muy emocionados por jugar este partido. Es un gran orgullo estar en este tazón en representación del futbol americano colegial de México, y más ante un gran y fuerte conjunto como es la selección de NCAA", aseveró.

Para el head coach de los estadounidenses, Don De Waard, el jugar el Tazón de Estrellas aquí en Tijuana lo convierte en una verdadera fiesta del futbol americano colegial, entre dos países amigos que se unen por el mismo deporte.

"Me encanta regresar a Tijuana, la pasé muy bien hace un par de años. Es toda una fiesta la que se vive en este tazón, y estoy seguro que toda la afición a este deporte regresará a casa muy satisfecha por el gran espectáculo que verá", agregó De Waard.