El equipo varonil noruego de salto de esquí se adjudicó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Invierno PyeongChang 2018, al totalizar 1,098.5 unidades al término de sus dos primeras ejecuciones.

La medalla de plata correspondió al equipo germano, que terminó con 1,075.7, y el bronce fue para Polonia, que concluyó con 1,072.4, para de esa manera acompañar en el podio al conjunto noruego.

Por muy poco, el conjunto vencedor logró superar a sus iguales alemanes y polacos por lo cerrado que estuvieron los dos rounds previos para acumular la calificación final; sin embargo, las mejores ejecuciones de Noruega le dieron el metal áureo.

Johann Andre Forfang, Robert Johansson, Andreas Stjernen y Daniel Andre Tande sumaron 545.9 en su primer intento y 552.6 en el segundo, lo que les valió para adjudicarse el título olímpico de la especialidad.

Mientras que los germanos Richard Freitag, Karl Geiger, Stephan Leyhe y Andreas Wellinger lograron 543.9 en su primer salto y 531.8 en el segundo, para hacerse de la plata. Los polacos Stefan Hula, Marciej Kot, Dawid Kubacki y Kamil Stoch sumaron 540.9 y 531.5.