El entrenador mexicano Eddy Reynoso tuvo una noche perfecta en el Madison Square Garden, pues sus tres pupilos en acción salieron con la mano en alto y todos por la vía del nocaut.

Eddy, quien está considerado como uno de los principales candidatos a entrenador del año, llegó anoche al inmueble neoyorquino con tres de sus pugilistas y todos resultaron victoriosos.

Saúl "Canelo" Álvarez, en el turno estelar de la velada, venció al británico Rocky Fielding por nocaut técnico en el tercer asalto para proclamarse campeón supermediano de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Y lo hizo con Eddy en su esquina, entrenador que ha estado con él desde el inicio de su carrera, mismo que lo llevó este sábado a proclamarse campeón mundial en una tercera división diferente luego de reinar en superwelter y en medio.

El estadunidense Ryan García fue otro del "establo" de Eddy que salió con el puño en alto, el "Kingry" tras noquear en cinco asaltos al dominicano Braulio Rodríguez, en peso ligero, para alargar su invicto a 17-0, 14 nocauts.

Y el australiano Bilal Akkawy, el otro pugilista que trabaja con Eddy y que estuvo en la función, abrió la cartelera con un nocaut a los 2:53 minutos del séptimo asalto sobre el mexicano Víctor Fonseca, en una noche redonda para Reynoso.