La preselección mexicana de levantamiento de pesas se concentrará en marzo venidero en Monterrey, Nuevo León, como parte del proceso a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018.

El presidente de la Federación Mexicana de Levantamiento de Pesas, Rosalío Alvarado, señaló que luego de la sesión en Nuevo León, el conjunto se trasladará a la capital mexicana para seguir con el proceso centroamericano.

“Vamos a tener un campamento con los deportistas de la lista larga y después del Campeonato Nacional de Primera Fuerza, se definirá a la selección que asistirá a los Centroamericanos”, sostuvo.

El Campeonato Nacional se efectuará en San Luis Potosí el 30 de marzo y una vez definido al equipo mexicano, se buscará que el cierre de preparación lo realice en el Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM).

Y cerrar ya con el conjunto definido en Campeche del 8 al 19 de julio, sólo unos días antes de iniciar la asistencia en la justa centro-caribeña.

Entre las competidores que arrancarán con el campamento destacan la sinaloense Tania Mascorro, la jalisciense Andrea de la Herran y la bajacaliforniana Ana Lilia Durán y Aremi Fuentes, así como la nayarita Gladis Bueno y las regias Alejandra Garza y Carolina Lugo.