En duelo de equipos favoritos para ganar el Super Tazón, Patriotas de Nueva Inglaterra venció este domingo por 27-24 a Acereros de Pittsburgh, en la semana 15 de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL).

Tom Brady conectó pase de ocho yardas con Dion Lewis con 56 segundos por jugarse y Ben Roethlisberger fue interceptado en diagonales con cinco segundos en el reloj, para que Patriotas remontara y saliera con la mano en alto.

Patriotas (11-3) se hizo con la ventaja de local para los playoffs de la Conferencia Americana (AFC) al terminar con la racha de ocho victorias de Pittsburgh. Brady tiró para 298 yardas con dos touchdowns y una intercepción.

El ala cerrada Rob Gronkowski, en su regresó de una suspensión de un partido, finalizó con nueve recepciones para 168 yardas, incluyendo cuatro en la posesión de la victoria.

Acereros (11-3), que jugó la mayor parte del encuentro sin el lesionado receptor abierto Antonio Brown, parecía haber tomado la ventaja cuando Roethlisberger conectó con el ala cerrada Jesse James para touchdown de 10 yardas con 28 segundos por jugarse.

La jugada fue anulada en la revisión, cuando el oficial Tony Corrente dijo que el ovoide "no sobrevivió" la culminación del proceso de la atrapada.

Roethlisberger conectó con Darrius Heyward-Bey para una ganancia corta, pero se quedó dentro del campo. Con el reloj agotándose y sin tiempos fuera por pedir, el "Big Ben" se apresuró a la línea de golpeo. En lugar de picar el ovoide para preparar una patada de gol de campo que hubiera enviado el juego a tiempo extra, Roethlisberger intentó ganar.

En lugar de eso, perdió. Su pase a Eli Rogers fue bateado en el aire y el safety de Nueva Inglaterra, Duron Harmon, se quedó con el balón. Tras hincarse una jugada más tarde, Patriotas sumó su quinta victoria consecutiva sobre Acereros.

Roethlisberger completó 22 de 30 envíos para 281 yardas con dos touchdowns y la intercepción. Le'Veon Bell corrió para 117 yardas y agregó otras 48 en recepciones, mientras Pittsburgh se mantuvo en el juego pese a la ausencia de Brown, líder receptor de la NFL, quien fue llevado a un hospital para revisión.