Empatan 2-2 Boca Juniors y River Plate en vibrante final de Libertadores

Boca Juniors y River Plate empataron 2-2 en el partido de ida de la final de la Copa Libertadores, en una jornada vibrante en la que ambos clubes demostraron su jerarquía y mantuvieron la...

Boca Juniors y River Plate empataron 2-2 en el partido de ida de la final de la Copa Libertadores, en una jornada vibrante en la que ambos clubes demostraron su jerarquía y mantuvieron la incertidumbre plena sobre quién ganará en el segundo y decisivo encuentro del 24 de noviembre.

Las 50 mil almas que colmaron La Bombonera se fueron con las ganas de celebrar un triunfo de su equipo y ahora se tendrán que resignar a ver la final del Estadio Monumental, la sede de River Plate, en sus casas o en bares, ya que por los riesgos de violencia en ninguno de los dos partidos se permitió el público visitante.

El choque logró comenzar puntual, luego de que la víspera se pospusiera por una tormenta que amainó este domingo y que permitió que la cancha estuviera en condiciones para que se disputara el histórico partido en el que por primera vez los dos clubes más populares de Argentina pelean el cetro de la Libertadores.

La tensión de la primera media hora del partido mutó a emoción a los 33 minutos, cuando Ramón “Wanchope” Ábila abrió el marcador en favor de Boca Juniors y La Bombonera estalló en un grito multitudinario de alegría.

Los festejos duraron poco y nada, ya que apenas dos minutos después Lucas Pratto igualó el marcador y amargó la incipiente fiesta que comenzaban a disfrutar los hinchas del club anfitrión.

Desde ese momento, el partido se puso en modo cardíaco y elevó la temperatura cuando, al cierre del primer tiempo, Darío Benedetto logró volver a poner en ventaja 2-1 al equipo xeneize.

A los 15 minutos del segundo tiempo, un trágico error de Carlos Izquierdoz, quien metió un gol en contra, permitió que River Plate empatara 2-2.

Con este resultado, los clubes arrancan el camino hacia la súper final del 24 de noviembre en el Monumental, igual que como llegaron hoy a La Bombonera, sin ventaja alguna, ya que los goles de visitante no computan doble.