Empacadores y Águilas chocan con aspiraciones de postemporada en NFL

En busca de una racha que lo meta en terreno de postemporada en el Norte de la Nacional, Empacadores de Green Bay (4-6) visitará a Águilas de Filadelfia (5-5), cuya situación es más complicada en el...

En busca de una racha que lo meta en terreno de postemporada en el Norte de la Nacional, Empacadores de Green Bay (4-6) visitará a Águilas de Filadelfia (5-5), cuya situación es más complicada en el Este del "viejo circuito", en duelo por la semana 12 de acción en la temporada 2016 de la NFL.

Con el último tercio de la temporada por delante, Green Bay necesita revertir la racha de cuatro derrotas que trae a cuestas y empezar a generar victorias que lo mantengan a la caza de los líderes en la División Norte de la Conferencia Nacional (NFC), Leones de Detroit y Vikingos de Minnesota, ambos con registro de 6-4.

Filadelfia, por su parte, luego de haber arrancado con marca de tres victorias sin derrota, se ha ido hundiendo por culpa de su falta de regularidad y ahora se encuentra en el fondo de la NFC Este, muy lejos del líder, el sorprendente Vaqueros de Dallas (9-1).

Así, el mano a mano entre los mariscales de campo Aaron Rodgers, veterano de 12 temporadas de Empacadores, y Carson Wentz, novato de Águilas, cobra nueva relevancia, en un duelo que luce parejo en ambos lados del ovoide.

Rodgers tiene el décimo mejor total de yardas esta temporada, con dos mil 761 en 259 pases completos de 410 intentos, pero enfrentará a la novena mejor defensiva contra el pase, que ha admitido dos mil 289 yardas totales, es decir 228.9 por encuentro.

Wentz, por su parte, acumula dos mil 339 yardas esta campaña, el vigésimo mejor total, tras haber completado 225 de 356 envíos intentados, 11 de ellos en las diagonales y siete interceptados, pero enfrente tendrá a la defensa anti-aérea número 23, que ha tolerado dos mil 656 yd, 262.7 por encuentro.

El pasador egresado de la Universidad de California es, sin duda, el gran responsable de que la ofensiva de "The Pack" sea la décima mejor de esta campaña, ya que no solo es un peligro por aire, sino también por tierra, ya que es el segundo mejor corredor de su equipo con 259 yardas y tres anotaciones.

No obstante, Rodgers es un arma de doble filo, pues aunque su habilidad con las piernas lo hace hasta cierto punto impredecible, los rivales saben que basta con anularlo para que el ataque de Green Bay se derrumbe.

Los problemas para Empacadores en este sentido se agravaron cuando el corredor Eddie Lacy, quien tampoco estaba en su mejor temporada, tuvo que ser enviado a la reserva de lesionados por la cirugía en un tobillo a la tuvo que someterse hace unas semanas.

En cuanto a los "emplumados", Wentz todavía está pagando la "novatada", pues aunque al principio tomó desprevenidos a los rivales, pasada la mitad de la campaña las defensivas ya sabían qué esperar de él y ahora tiene que batallar para en serio para sacar los puntos.

El ex de la Estatal de Dakota del Norte también deberá sufrir con un ataque terrestre disminuido, luego que el titular Ryan Mathews estará fuera por una rodilla lesionada y su lugar será tomado por el veterano Darren Sproles, quien recibirá apoyo del novato Wendell Smallwood, especialista en regresos de patadas de salida.

Con la carrera por la postemporada iniciando su apogeo, un triunfo podría ser determinante en las aspiraciones de ambos equipos, especialmente de Green Bay en el disputado Norte de la Nacional, por lo cual el duelo en el Lincoln Financial Fiel de Filadelfia, Pennsylvania, será de alto octanaje.