El equipo de Villarreal se despidió de la Liga de Europa tras caer en casa ante Lyon por 0-1, con lo cual, sumado a la goleada que tuvo en la “ida” de 1-4, terminó su participación en la ronda de los dieciseisavos de final.

Villarreal llegó con la idea de un milagro para reventar el marcador adverso, pero no pudo siquiera intentar la remontada en el estadio de la Cerámica, pues el equipo tuvo problemas en el ataque, además de que Jaume Costa fue expulsado.

Costa vio la roja en el segundo tiempo luego de un reclamo airado que le costó la segunda amarilla, esto descompuso el partido para el “Submarino amarillo”, que en ese momento adelantaba líneas para presionar más arriba.

Lyon, sin mucha ambición y con el boleto casi en la bolsa, aprovechó en el 84 un pase filtrado para que Bertrand Traoré definiera y sentenciara el boleto hacia los franceses.