El centrocampista colombiano Edwin Cardona fue suspendido cinco partidos con el combinado cafetalero por la Comisión Disciplinaria de la FIFA, debido al gesto racista que hizo durante el partido amistoso que sostuvieron Colombia y Corea del Sur el pasado 10 de noviembre.

Cardona se hizo acreedor a una multa económica de 20 mil francos suizos y tiene prohibido estar en el estadio durante esos cinco encuentros que dure la inhabilitación por el polémico gesto donde simulaba tener los ojos rasgados como la población asiática, según un comunicado oficial de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA).

La sanción para el volante ex Rayado de Monterrey, es que los partidos de suspensión pueden ser de carácter amistoso, por lo que su presencia en el Mundial no está en riesgo a menos que el estratega de Colombia, José Nestor Pekerman, diga lo contrario.

El colombiano, ahora jugador de Boca Juniors de Argentina, aún no se ha pronunciado sobre el castigo que le ha impuesto la FIFA.

Éste es el castigo más bajo para este tipo de comportamientos que se encarga de sancionar el artículo 58 del Código Disciplinario de la Federación de Futbol.