Un empate en el último minuto salvó la debacle total del defensa mexicano Diego Reyes y del Espanyol de Barcelona, que alcanzó a recuperarse para empatar 3-3 contra Eibar, en duelo de la fecha nueve de la Liga de España.

La cancha del RCDE fue el escenario donde los Periquitos despertaron en el segundo lapso y después de irse algo mareados al descanso, evitaron el nocaut y de un 0-3 empataron 3-3.

Si bien los blanquiazules iniciaron el compromiso con dominio y posición del balón, dos goles en poco tiempo fueron un duro golpe para los de casa, sumado al pobre trabajo defensivo, ya que el argentino Martín Demichelis no tuvo un buen debut y el mexicano Diego Reyes hizo un autogol.

Al minuto 23, Sergi Enrich abrió el marcador para el cuadro visitante con remate a placer dentro del área chica, y al 27, Reyes Rosales colaboró con el segundo tanto del Eibar en su afán de reventar un balón centrado y acabó por rebanar para vencer a su arquero Diego López.

Antes del descanso, Enrique García (44) firmó el 3-0 luego de recibir un pase en bandeja de plata de Enrich para provocar la molestia del público local que sacó los pañuelos blancos en muestra de enfado.

Pero la historia cambió en el segundo lapso, Espanyol recortó distancias 3-1 por conducto del paraguayo Hernán Pérez, quien se animó a disparar de larga distancia para superar el lance de Asier Riesgo, al minuto 64.

Después, al 73, el argentino Pablo Piatti consiguió el 3-2 para los catalanes con algo de suerte tras rebotes pero dentro del área no perdonó para meter de lleno al partido al conjunto de Quique Sánchez Flores.

Parecía que el triunfo se quedaba con Eibar pese al empuje del Espanyol pues el ecuatoriano Felipe Caicedo se fue expulsado a los 84 minutos cuando tenía escaso tiempo en el campo al ingresar de cambio.

Sin embargo, el brasileño Leo Baptistao finiquitó el 3-3 en una acción que comenzó desde el arquero Diego López para un empata con sabor a triunfo de los “Periquitos” a pesar de que todavía no conocen la victoria ante sus seguidores.

Con este resultado, los catalanes llegaron a ocho puntos, todavía cerca de la zona de descenso, y el zaguero tricolor disputó todo el compromiso. Mientras que el conjunto vasco alcanzó 12 unidades.