Además de sufrir la modificación de su horario habitual, Pumas de la UNAM también se vio obligado a improvisar una zaga central, la cual integró con canteranos para enfrentar a Pachuca en juego por la fecha cuatro del Torneo Apertura 2018 de la Liga MX.

Los "felinos" jugaron a las 16:00 horas en lugar del mediodía y la lluvia se llevó los reflectores para que el partido terminara empatado sin goles, pero lo destacado para los universitarios fue el hecho de que su defensa cumplió para mantener el cero.

El español Alejandro Arribas fue anunciado en el once inicial para este compromiso, pero recayó de una lesión antigua durante el calentamiento y lo mejor era no arriesgarlo, por lo que Pablo Jáquez jugó al lado de Alan Mendoza en la zaga central.

Una pareja de canteranos que improvisó el técnico David Patiño, pues Jáquez nunca había jugado acompañado de Mendoza en dicha zona del campo en un partido liguero; sin embargo, lo mostrado ante Tuzos dejó tranquilidad para el entrenador auriazul.

Alan Mendoza, más acostumbrado a desempeñarse de lateral, tuvo que convertirse en central desde el choque ante Atlas por la lesión de Luis Quintana durante el cotejo ante Necaxa.

El técnico David Patiño comentó tras el duelo de hoy en el Olímpico Universitario: “Me siento contento por ellos (Mendoza y Jáquez)”, a pesar de que inclusive Jáquez no jugaba en Liga MX desde el certamen pasado.

El español Alejandro Arribas sufre una pubalgia informó Patiño camino al autobús y Luis Fernando Quintana se resintió de su lesión muscular apenas en el entrenamiento del viernes, pero por lo pronto hoy Jáquez y Mendoza dijeron presente.

También cabe destacar la presencia de dos canteranos de Pumas juntos en la zaga central en un partido de Liga MX, cuando en los últimos años figuraron siempre elementos extranjeros como el paraguayo Darío Verón, el uruguayo Gerardo Alcoba y ahora el español Arribas.