El mánager de Diablos Rojos del México, Víctor Bojórquez, se mostró satisfecho por el trabajo de sus jugadores, pese a la derrota por 3-6 ante Pericos de Puebla, en juego de pretemporada de la Liga Mexicana de Beisbol en el estadio Fray Nano.

“Estos juegos son para ver la actuación de los muchachos, que tomen ritmo. Me siento contento a ver el trabajo de Luis Alonso Mendoza, que se vio muy bien en las tres entradas que lanzó, lució fuerte y con buen control; en esta segunda temporada nos va a ayudar más”, dijo.

En cuanto a los lanzadores importados que vieron acción, comentó que “Moisés Araque es un joven que vamos a seguir observando, le falta experiencia, pero mostró cosas interesantes, Cody Satterwhite lució muy bien, me gustó su velocidad y comando y Enrique Burgos mostró gran velocidad y rectas que llegaron a las 95 millas”.

En el caso del receptor Iker Franco, “me sorprendió gratamente, ha bajado mucho de peso. Hoy lució con el bate y mañana él va a iniciar en la receptoría; si se mantiene sano y en forma es alguien que nos puede ayudar mucho”.

Para finalizar, Bojórquez dijo que este domingo, contra Guerreros de Oaxaca en el estadio Fray Nano, el abridor será Octavio Acosta y dará oportunidad a más lanzadores, para ir viendo el brazo de los importados, y también a los bateadores.