Desconocemos si bajaremos con vida del ring: Volador Jr. y Mephisto

Hace unas semanas, Silver King perdió la vida en plena lucha en Londres; en 2015, el Hijo del Perro Aguayo corrió la misma suerte en una función realizada en Tijuana, lo que prendió las alarmas en la...

Hace unas semanas, Silver King perdió la vida en plena lucha en Londres; en 2015, el Hijo del Perro Aguayo corrió la misma suerte en una función realizada en Tijuana, lo que prendió las alarmas en la familia luchística.

De acuerdo con los resultados de la autopsia, el hermano del Dr. Wagner sufrió un paro cardiaco fulminante que le quitó la vida en el acto y quedó tendido sobre la lona sin que pudiera recibir la atención necesaria, hasta poco después del suceso.

Mientras que el “Perrito” sufrió un paro cardiorespiratorio luego de recibir una patada en las cervicales durante esa función en la ciudad fronteriza, de acuerdo con los primeros reportes médicos que se dieron, luego de ser revisado en el ring.

César Cuauhtémoc González Barrón de 51 años, o Silver King, era parte de la AAA y de la llamada 'Dinastía Wagner' junto con su hermano, Wagner Jr., quedó tendido en la lona, mientras El Hijo del Perro, de 35 y también de esta organización, terminó sobre las cuerdas.

Luego de esos sucesos que conmocionaron a todos los involucrados en este deporte, llámese AAA o Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), lamentaron los decesos de sus compañeros de profesión y aseguran que nadie está exento de sufrir algo similar.

En este sentido, Volador Jr., del CMLL, manifestó su sentir al enterarse de lo ocurrido a Silver King, y a pesar de la preparación que llevan a cabo, aunada a los chequeos médicos a los que se someten constantemente, no les quita que puedan pasar por la misma situación.

“La verdad desconozco el accidente, pero nos dolió mucho, la verdad, porque todos estamos en esto, a todos nos puede suceder en algún momento. La Comisión de Box y Lucha siempre nos pide que nos chequemos de manera constante.

“Somos atletas de alto rendimiento, la preparación es diaria en el gimnasio, en lucha libre, pero a pesar de estar preparados se nos exige un resello cada año, es ir a renovar y sellar, te piden estudios de todo, como electrocardiogramas, es algo que si no llevas o estás mal, no te dejan subir al ring”, explicó el luchador.

En entrevista con Notimex, expresa que, tras lo sucedido con esos dos compañeros de profesión, la afición que no acude a las arenas o que simplemente habla sin saber del tema, valore más su trabajo en el que siempre existen riesgos.

“Espero que la gente valore más nuestro trabajo porque no es fácil, todos tenemos un riesgo, una preparación que se debe llevar al 100 por ciento, hagas lo que hagas en tu vida cotidiana, mientras estés bien preparado, ya Dios dirá lo que pueda suceder”, reconoció Volador Jr.

El luchador afirma que el chequeo debe ser constante, ya que es importante para descartar lesiones, o algo interno que no haya sido detectado y para podrá atenderlo a tiempo.

“En este deporte todos los golpes repercuten más adelante, pero para eso estamos preparados, para recibir esos impactos, tanto en la lona como fuera de ella, pero no estamos exentos de una mal caída, o de golpes de gran impacto”, afirmó Volador Jr.

Mephisto, miembro también del CMLL donde fue Campeón Mundial Welter de la NWA, expresó su pesar por la suerte que corrieron sus compañeros que, al igual que todos, salen a dar lo mejor para agradar a la afición en cada contienda, aunque no saben cómo van a bajar del ring.

“Es lamentable escuchar eso porque todos estamos expuestos, subimos al ring a dar el mejor espectáculo que podemos darle a la afición, pero no sabemos si vamos a bajar o va pasar por algo así; realmente es algo muy difícil el escucharlo y vivirlo, pero hay que tratar de cuidarnos lo más que podamos”, aseguró Mephisto.

De la misma manera, se refirió acerca de lo que expresa mucha gente sobre la lucha libre sin conocimiento de causa y sólo habla por hablar, por lo que a todos esos escépticos los invita a subirse al ring al menos cinco minutos.

“Después de que pasó eso a nuestros compañeros, creo que solita la respuesta le llega a esa gente que dice que es un show, que todo está armado, realmente el poner en juego tu vida y un compañero fallezca en el ring no es un juego.

“Se pueden dar cuenta de que siempre uno que sube al ring entrega lo mejor de sí, por desgracia, a un compañero no le tocó bajar, todos estamos expuestos a lo mismo; la lucha libre no es un juego. Invito al que opine lo contrario que se suba cinco minutos al ring para que vean que esto no es un juego”, añadió el luchador.

Coincidió con Volador Jr. sobre el chequeo que están obligados a realizarse. “Se debe de exigir cada año o cada seis meses para saber cómo estamos, si tenemos problema en el corazón o en general, para evitar esas cosas que nos puedan pasar arriba del cuadrilátero”, aseveró Mephisto.

Ambos gladiadores manifestaron que se pueden recuperar de una lesión, de perder una pelea o un título, pero lo que no alcanzan a superar es la pérdida de un compañero de profesión que por cualquier circunstancia fallece en el cuadrilátero.

-Fin de la nota-