El defensa Rodrigo Salinas aceptó que el partido más importante para Toluca será el que marcará el debut en el Torneo Apertura 2018 de la Liga MX, pese a que el duelo de este sábado ante Cruz Azul servirá como parámetro para conocer su nivel de juego.

“Será un buen parámetro el juego ante Cruz Azul, pero lo que importa es el domingo que viene, contra Morelia en la jornada 1 de la Liga MX, es donde se verá el nivel del equipo, luego de la fuerte pretemporada que hicimos”, dijo.

Manifestó que en el duelo amistoso ante los "cementeros", el objetivo es poner en práctica la idea futbolística que los ha caracterizado bajo el mando del técnico argentino Hernán Cristante.

“Buscamos hacer lo que nos pide Hernán, el funcionamiento que desea para el equipo, tener la pelota, llegar por los costados y aprovechar las ocasiones de gol”, apuntó.

Aceptó que Toluca buscará ser protagonista otra vez, luego que el equipo está muy motivado y bien preparado, con ganas de que ya empiece el torneo y quitarse la "espinita" que dejó el torneo pasado.

Consideró que pese a que Toluca tuvo menos tiempo de trabajo en relación a las otras escuadras, ya está en condiciones para encarar el inicio del certamen y volver a los primeros planos en busca del título.