Con la participación de unos 600 niños, este sábado se llevó a cabo la Carrera IPN Once K 2018 categoría infantil en su segunda versión, en las instalaciones del estadio “Wilfrido Massieu” del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

En medio de un gran ambiente familiar y de convivencia, niños y niñas de seis a 12 años, tomaron parte en las diferentes carreras que se realizaron en 300, 500 y 800 metros en la pista de tartán del inmueble.

Impulsados desde la tribuna por sus padres, los menores se esforzaron por cumplir con el recorrido y así como los primeros lugares recibieron la ovación del presente, los que ocuparon los últimos sitios lo recibieron de igual manera por su entrega.

Luego de la competencia que cerró con la prueba de los 800 metros ambas categorías, el director general del IPN, Mario Alberto Rodríguez Casas, manifestó su beneplácito por la respuesta que ha tenido la carrera en esta su segunda versión.

“Contentos y felices, un año más haciendo este gran esfuerzo para fomentar el deporte, para hacer notar la presencia del Politécnico en este país. Hoy iniciamos con los niños, este domingo con los adultos en tres versiones cinco, 11 y 21 kilómetros”, apuntó.

Indicó que el objetivo es fomentar el deporte, por lo que se retomaron los Juegos Interpolitécnicos de Futbol Americano Juveniles, que se tomará como semillero para los equipos mayores.

“Competencias solamente para nivel medio de futbol americano, este va a ser también el semillero de los jugadores profesionales, pero lo más importante es el fomento del deporte nacional”, acotó.

María Guadalupe Vargas, secretaria de Servicios Educativos del IPN, explicó los premios es una playera, la motivación de estar en este estadio y una medalla conmemorativa como estímulo.

“Queremos aumentar la cultura de la participación de los niños, pero es importante tener más calidad y seguridad que cantidad”, subrayó.