Cristiano Ronaldo, el hijo prodigo de Madeira que brilla en la cancha

El de Madeira es arrogante, altivo y muchas de las veces enojón, cuando lo sacan de sus casillas no se aguanta y responde, además busca la perfección y eso lo ha colocado como uno de los mejores...

El de Madeira es arrogante, altivo y muchas de las veces enojón, cuando lo sacan de sus casillas no se aguanta y responde, además busca la perfección y eso lo ha colocado como uno de los mejores jugadores del mundo, el es Cristiano Ronaldo, figura de la selección de Portugal.

Su figura estilizada y su don con el balón, hacen que en la cancha sea un referente del club español Real Madrid, otro irreverente del futbol. Los defensores le temen y saben que dar un ligero hueco pude aparecer con su genialidad para hacer daño.

“No sé perder” fue una de las frases con las cuales “CR7”, premio FIFA 2016, se justificó en sus faltas en la cancha. Las críticas no le gustan y más cuando está de por medio su rendimiento deportivo. Ser delantero es un don con el cual nació en su natal Madeira, donde la pobreza marcó su destino.

Tal vez esa condición de vida, hizo que Cristiano se haya forjado ese carácter. Su más sana misión era sacar a su madre Dolores Dos Santos de esa pobreza en la isla. A los 14 años de edad, ya comenzaba a mostrar sus dotes de buen jugador, que con el paso del tiempo lo llevaron a un sinfín de galardones.

Nominaciones FIFA, Botas de Oro, Pichichis y Balones de Oro son sólo parte de esos pergaminos que tiene el lusitano. En 2004, el adolescente emulaba a Luis Figo, a quien tuvo como compañero en la Eurocopa de ese año. Sólo hay que recodar aquellas lágrimas del portugués tras la derrota ante Grecia.

Los especialistas dicen que Cristiano Ronaldo es un jugador temperamental. Su secreto es trabajar al máximo y pegar al balón una y otra vez, hasta el cansancio. Hasta la perfección.

Su estilo en la cancha es inigualable. En las inmediaciones del área es un peligro letal. Los defensores le temen porque cuando tiene en balón, casi pegado el píe, no saben con qué saldrá.

Por su paso en Manchester United, Cristiano Ronaldo fue un referente como ahora lo es con Real Madrid, donde ha trascendido. Ha crecido como jugador y desde luego se ha consolidado con su selección nacional.

En la cancha es así, en el césped se engrandece, pero fuera de ella es reservado y hasta tímido. Así es la figura de la selección portuguesa de futbol que acude a la Copa del Mundo de Rusia 2018.