El entrenador del Real Madrid, José Mourinho, decidió dejar en el banquillo al portugués Cristiano Ronaldo en el encuentro de Liga frente al FC Barcelona en el Santiago Bernabéu.

Roura dio entrada a Villa, Pedro y Messi

La visita a Old Trafford el próximo martes ha hecho que el técnico sea cauto, dejando en casa a Xabi Alonso y mandando al banquillo de inicio a su principal goleador además de jugadores claves como Mesut Özil o Sami Khedira.

De esta forma, en el once inicial apostó por Essien, Kaká y Modric en el centro del campo; el canterano Morata junto a Callejón y Benzema en ataque; y Pepe, que está saliendo de una larga lesión, en la defensa. Los únicos habituales fueron Diego López, Coentrao y Sergio Ramos.

El segundo entrenador del FC Barcelona, Jordi Roura, ha optado por disputar el partido con el tridente ofensivo formado por Villa, Pedro y Messi. La baja de Xavi en el centro del campo fue cubierta por Thiago, mientras Mascherano ocupó el lugar de Puyol.